Jaime Aristy Escuder: Reforma impositiva a favor del crecimiento

182

El presidente electo Donald Trump quiere acelerar el crecimiento económico de los Estados Unidos. La disminución de la tasa del impuesto sobre la renta de las empresas es una de las medidas que ejecutará para estimular el crecimiento de las actividades productivas.

Trump prometió reducir de 35% a 15% la tasa del impuesto que grava las rentas corporativas. Esa medida elevará el flujo libre de efectivo de los negocios, estimulando la inversión y la expansión de la capacidad de producción de la economía estadounidense.

La reforma del impuesto sobre la renta incluiría la eliminación de algunos gastos deducibles. En particular se ha señalado que se eliminará la deducción de los gastos por intereses de la renta generada por el negocio. Esto significa que las empresas ya no tendrán un incentivo tributario que le estimule a aumentar el apalancamiento de sus operaciones.

La propuesta de Trump también permitiría la deducción inmediata del gasto de capital que realice la empresa. Esto significa que, en vez de deducir esa suma durante varios períodos fiscales a través del gasto de depreciación anual, lo hará en el mismo año fiscal en que se ejecute la inversión. Esto estimulará el aumento de la capacidad productiva, elevando la demanda agregada.

 

A partir de enero se tendrá mayor información sobre la reforma tributaria de Trump. Si se ejecuta una que promueva el crecimiento económico, la República Dominicana se beneficiaría de ese mejor desempeño.