Detalles del Galaxy S8 (y S8+), el nuevo buque insignia de Samsung

75

LONDRES. Samsung presentó hoy sus nuevos teléfonos inteligentes de gama alta Galaxy S8 y S8+, con pantallas de 5.8 y 6.2 pulgadas, que acaparan casi toda la superficie y en los que debuta el asistente personal Bixby, pensado para competir con Siri, el asistente personal de los dispositivos que operan bajo los sistemas operativos IO S y OS X de Apple.

Con estos nuevos modelos, la surcoreana sepulta el pasado oscuro del Galaxy Note 7, el “phablet” que tuvo que retirar del mercado por un problema de ignición de sus baterías.

Para lograr un tamaño que sea manejable con una sola mano, Samsung ha reducido casi por completo los marcos horizontales -verticales no tiene-, ha optado por un formato 18,5:9 y ha eliminado el botón de menú -en la pantalla se ha habilitado una zona sensible a la presión que hace las mismas funciones-.

El nuevo Samsung S8 (y S8+) cuenta con dos cámaras: una principal, de 12 megapíxeles y una frontal de 8 megapíxeles con autofoco y reconocimiento facial. Ambas cuentan con una apertura de f/1.7 y HDR+. La pantalla cuenta con una resolución de 2.960×1.440 píxeles y permite que el usuario la divida para realizar dos tareas a la vez, como enviar un mensaje mientras ve un vídeo.

Otra de las novedades del S8 es que podrá utilizarse como un ordenador cuando se asocie a un “dock” que lo conecta a una pantalla y a un teclado.

Con este modelo Samsung entra en la batalla de los asistentes personales con Bixby, que ofrece información solicitada y maneja la configuración del terminal. Por ejemplo, se le puede ordenar que no se moleste al usuario durante un tiempo determinado, abrir la galería de fotos, enseñar los vídeos grabados en un momento determinado o mostrar una imagen en el televisor.

Bixby está integrado con la cámara, de manera que se le puede solicitar que identifique un producto determinado o un lugar -para conocer información de un monumento, gracias a un acuerdo con Foursquare-, como también que escanee documentos.

Sumergible, el nuevo Galaxy cuenta también con tres medidas de seguridad biométrica: se podrá desbloquear mediante reconocimiento facial, con la huella dactilar o con el iris.

El terminal, con Android 7.0 como sistema operativo, está equipado con un procesador de ocho núcleos que aumenta la potencia en un 10 % y la capacidad gráfica en un 21 % en comparación con el S7. En su interior, además, una memoria RAM de 4 gigas y un almacenamiento de 64 GB que puede ampliarse en otros 256 gigas.