Fiscalía de Nueva York acusa a embajador dominicano de recibir más de un millón de dólares en soborno

27

Nueva York, EE.UU.-La fiscalía federal del distrito Sur de Manhattan, señalo que el dominicano Francis Lorenzo, quien era embajador alterno en Las Naciones Unidas (ONU), recibió más de un millón de dólares en sobornos del empresario chino Ng Lap Seng, para la construcción de un centro en Macao, en el juicio que comenzó el 29 de junio y concluyó esta semana.

La fiscal adjunta, Janis Echenberg, dijo al jurado que Ng evitó las reglas de la diplomacia para canalizar los millonarios sobornos a través de Lorenzo, destinados al grupo de diplomáticos corruptos, encabezados por el fallecido John Ashe, un ex presidente de la Asamblea General de la ONU, que murió al “resbalar” en la bañera de su casa, aunque versiones aseguran que se “suicidó”.

La representante del Ministerio Público del Gobierno de Estados Unidos, alegó que el magnate chino, buscaba por ambición, aumentar su fama y fortuna, “cristalizando en cemento” el legado que quería dejar con la construcción del centro en Macao.

Lorenzo, negoció con la fiscalía y fue durante el juicio, el testigo estrella de los fiscales incriminando a Ng Lap de ser el responsable de los sobornos, aduciendo que él, sólo se limitaba a recibir un sueldo de $50.000 dólares al mes, para dirigir una empresa mediática, propiedad del oriental, que nunca produjo una sola noticia.

“Él quería construir la Ginebra de Asia en Macao y cimentar su legado”, agregó la fiscal adjunta en referencia al magnate.

Uno de los abogados en la barra de la defensa de Ng, Tai Park, acusó a los fiscales de fabricar una tela de araña de inferencias y suposiciones, para transformar las actividades a las que el acusado fue invitado por los diplomáticos en los supuestos crímenes de soborno. “Es francamente escandaloso”, dijo el abogado ante los jurados.

Ng, de 69 años, se declaró inocente de los cargos de sobornos y lavado de dinero.

La fiscalía alega que el magnate chino, esperaba que el centro de Macao organizara regularmente eventos para los países en desarrollo, e impulsara la expansión de su imperio inmobiliario a través de la construcción de viviendas de lujo, hoteles, un centro comercial, puertos deportivos y un helipuerto en sus cercanías.

El abogado Park dijo que Ng quería trabajar con la ONU a través de asociaciones público privadas, pero fue víctima de diplomáticos codiciosos

“No hay nada malo en lo que hizo”, dijo Park. “Tuvieron una asociación público privada donde la ONU esos diplomáticos ambiciosos, le pidieron que les enviara dinero”, agregó el defensor de Ng.

Lorenzo se declaró culpable de soborno y lavado de dinero y fue el principal testigo del gobierno en contra de Ng, testificando durante más de una semana bajo un acuerdo de cooperación.