Marcha Verde inicia consulta popular

37

Marcha Verde anunció el inicio del proceso de consulta popular y planificación estratégica para definir los próximos pasos en la lucha por el fin de la impunidad.

Integrantes de la organización explicaron que en estos momentos en las diferentes asambleas y puntos verdes, ciudadanos de los más diversos sectores de la sociedad comparten democráticamente sus visiones y propuestas para fortalecer el movimiento, mejorar su desempeño y formas de articulación, y definir un conjunto de acciones pacíficas, innovadoras e incluyentes que permitan poner fin al régimen de corrupción e impunidad que oprime al país.

“La Marcha Verde se prepara para llevar su mensaje y sus propuestas de acción a cada casa, barrio, ensanche, residencial, campo o villa del territorio nacional y a las comunidades de dominicanos en el exterior, garantizando que todos los sectores sociales y poblacionales participen en la construcción del actual proceso de cambio”, rezó el manifiesto leído al culminar la marcha de la provincia Sánchez Ramírez. Este plan de lucha estará orientado a construir el camino que permitirá encarcelar a los corruptos, recuperar el dinero robado, sacar a Odebrecht del país y abrir las puertas de la transformación institucional, social y política que necesita la nación, sostuvieron.

Ayer, las provincias Sánchez Ramírez y Barahona desarrollaron dos marchas simultáneas para pedir el fin al régimen de impunidad que les golpea y denunciaron los estragos que la corrupción ha generado en sus comunidades.

“Con dolor, tenemos que expresar ante todos ustedes que ante nuestros ojos cientos de campesinos padecen la más espantosa crueldad, basta con mencionar que a los moradores de las comunidades que viven alrededor de la saqueadora empresa minera Barrick Pueblo Viejo les han destruido sus ríos, cañadas, agricultura, sus crianzas. Les han destruido su vida”, expresó el manifiesto leído en Sánchez Ramírez.

En Barahona reclaman la presa de Monte Grande

En Barahona, el comité organizador de la provincia reclamó la construcción de la presa de Monte Grande, “para salvar vidas y garantizar la protección de nuestros campos”, un nuevo mercado provincial, la terminación de la planta de tratamiento y acondicionamiento y equipamiento de los hospitales para mejorar la calidad de los precarios servicios de salud.