Misión de paz de ONU en Haití llega a su fin tras 13 años

72

PUERTO PRÍNCIPE. La misión de paz de Naciones Unidas en Haití que ha ayudado a mantener el orden durante 13 años de agitación política y catástrofes llega a su fin con la salida del último de los cascos azules, pese a las preocupaciones de que la policía y el sistema judicial aún no son adecuados como para garantizar la seguridad en el país.

La ONU arrió su bandera en su sede en Puerto Príncipe el jueves durante una ceremonia a la que acudió el presidente Jovenel Moise, quien agradeció a la organización por ayudar a proporcionar estabilidad. Después de un retiro gradual, actualmente sólo hay cerca de 100 soldados internacionales en Haití, mismos que saldrán del país en cuestión de días. La misión culminará de manera oficial el 15 de octubre.

Inmediatamente después, Naciones Unidas iniciará una nueva misión conformada por casi 1.300 agentes de la policía civil internacional, junto con 350 civiles que ayudarán a reformar un sistema de justicia profundamente aquejado de problemas. Varias agencias y programas del organismo internacional, como la Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO, por sus siglas en inglés), también entrarán en funciones en el país.

“Será una misión de paz mucho más pequeña”, dijo Sandra Honore, una diplomática de Trinidad y Tobago que desde julio de 2013 funge como la directora de la misión de la ONU en Haití conocida como Misión de Naciones Unidas para la Estabilización en Haití (MINUSTAH, por sus siglas en francés).

La MINUSTAH inició operaciones en Haití en 2004, cuando una violenta rebelión arrasó con el país y obligó al entonces presidente Jean-Bertrand Aristide a dejar el poder e irse al exilio. Sus metas incluyeron restaurar la seguridad y reconstruir las destrozadas instituciones políticas.