López Obrador arranca su campaña con un mensaje nacionalista en la frontera de México con EE UU

11

Andrés Manuel López Obrador arrancó este domingo su tercera campaña presidencial en 12 años. El candidato del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), que encabeza la alianza Juntos haremos historia junto a los partidos Encuentro Social y del Trabajo, celebró su primer mitin en Ciudad Juárez (Chihuahua), en la frontera entre México y Estados Unidos.

Desde allí lanzó un mensaje nacionalista y de defensa de la soberanía ante el beligerante Donald Trump. “Vamos a exigir respeto a los mexicanos… Ni México ni su pueblo será piñata de ningún Gobierno extranjero”, dijo

López Obrador repasó en un largo primer discurso las ideas que ha venido repitiendo a lo largo de los últimos meses de una campaña con pausas imperceptibles. El candidato aseguró que su Gobierno fortalecerá el consumo interno. “Vamos a producir lo que consumismos… Buscaremos la modernidad desde abajo y para todos. Habrá crecimiento horizontal en todo el país y no solo en unos islotes”.

El líder de izquierdas subrayó su discurso contra las élites políticas. Prometió recortar los sueldos de los altos funcionarios y acabar con sus privilegios. “El Gobierno dejará de ser una fábrica de nuevos ricos… vamos a bajar los sueldos de los de arriba y vamos a aumentar el salario de los de abajo”.

El líder de los sondeos con un 40% de intención de voto —Ricardo Anaya, de Por México al Frente tiene un 27,7%— eligió arrancar su campaña en Ciudad Juárez por su carga simbólica. Paso del Norte, como se llamó esta ciudad hasta 1888, acogió a Benito Juárez. El presidente mexicano huyó de la Ciudad de México rumbo al norte en mayo de 1863 asediado por las tropas francesas.