Cientos protestan en Miami por los niños separados de sus familias

45

Cuando Dayana Paula era una niña, su madre inmigró a los Estados Unidos desde la República Dominicana. Estuvieron separadas por varios años.

Eventualmente se reunieron, pero Paula nunca volvió a ser la misma, contó.

“Estar separada de mi madre fue una de las cosas más traumáticas que me han pasado”, dijo Paula, quien ahora tiene 34 años de edad y trabaja investigando el desarrollo infantil en la Universidad Internacional de la Florida (FIU).

El sábado, Paula se unió a cientos de personas que se manifestaron afuera de un refugio para adolescentes migrantes en Homestead con un mensaje para el presidente Donald Trump: reuna a los niños y padres separados en la frontera.

Los manifestantes protestaron contra la separación de familias que han migrado a Estados Unidos a través de la frontera de México.

Michelle Assaad, de 24 años y su madre Natalia, de 48, marcharon juntas. Manejaron desde Tampa hasta Homestead para “mandar un mensaje a los líderes de la nación”.

Cuando Michelle tenía 5 años, su madre y ella huyeron de Venezuela. Su padre se quedó atrás por una semana. Fue una separación corta, pero Michelle nunca ha olvidado la experiencia.

Pensar en que hay niños en albergues separados de sus padres la transporta a una época triste de su vida. “Recuerdo ese sentimiento de tristeza”, dijo. “Me pongo en el lugar de ellos porque se un poco como se siente”.