Sequía sigue afectando a productores de la Línea Noroeste

29

VILLA VASQUEZ, Montecristi. Gran preocupación existe entre cientos de productores agrícolas y ganaderos de las cuatro provincias que comprenden la Línea Noroeste ante la prolongación de la sequía que amenaza con extinguir sus predios.

Productores agrícolas de Santiago Rodríguez, Monción, Dajabón y esta provincia no disponen actualmente del agua necesaria para completar de recoger sus cosechas de arroz, guineos, plátanos y otros frutos menores.

Asimismo, ganaderos de la zona han disminuido en más de un 30 por ciento la producción de leche por la falta de alimentos para sus reses.

José Eugenio de la Rosa, presidente de la junta de regantes del canal Horacio Vásquez de aquí, declaró que gracias a las previsiones que tomaron, decenas de sus asociados pudieron cortar más del 80 por ciento de la cosecha de arroz.

“Y con el resto que queda en pie, estamos haciendo todo lo posible para suministrarle agua a los cosecheros del cereal, así como a los bananeros”, subrayó de la Rosa en declaraciones para Diario Libre.

Dijo que el canal Horacio Vásquez tiene una dimensión de 13 centímetros cúbicos y solo está suministrando agua con dos centímetros, por lo cual hay un gran déficit de agua.

Propietarios de reses de la costa de esta provincia se han visto en la necesidad de trasladar sus ganados a zonas bajas donde hay pastos, para comprarlos a los dueños de las fincas y también paja de arroz.

Las presas de Monción, Chacuey y Maguaca tienen los niveles más bajos, por lo cual no pueden aportar a los acueductos para que éstos sirvan agua a los habitantes de las cuatro provincias.

Del mismo modo, el río Yaque del Norte, a su paso por el municipio de Castañuelas tiene varias zonas completamente secas.

En el distrito municipal de las Matas de Santa Cruz, miles de tierras sembradas de banano no han podido comenzar a cuajar por la falta de agua.

Incluso los laterales del canal Fernando Valerio presentan caudales sumamente bajos.

De su lado, el gobernador provincial Marcelo Cordero declaró que la situación es crítica y que si en los próximos días no llueve, la siembra de muchos rubros agrícolas corren peligro.

“Estamos tratando de mitigar los efectos de esta gran sequía, mientras que el año pasado fueron las inundaciones que nos castigaron”, precisó Cordero.

Indicó que la gran solución al suministro de agua de la Línea Noroeste son las presas de Guayubín y Amina, como se ha demostrado en varios encuentros de dirigentes comunitarios, cosecheros y autoridades gubernamentales.