Caso Emely: Marlon arrastró un saco con “algo grueso” y lo entró en un carro, dice empleado de edificio

14

El Segundo Tribunal Colegiado de San Francisco de Macorís (SFM), luego de escuchar dos testigos a cargo del ministerio público, recesó para este viernes el conocimiento del juicio de fondo seguido a Marlon y Marlin Martínez, acusados del crimen de la adolescente Emely Peguero.

El tribunal, presidido por Mariano Sánchez, luego de escuchar los testimonios de Lorenzo Jiménez de Jesús y Agustín Núñez Santos, recesó la audiencia a fin de continuar con la presentación de otros testigos y reiteró la orden de conducencia para los que no comparecieron en la audiencia anterior.

Hoy fueron escuchados Jiménez de Jesús, quien era el conserje del apartamento donde vivía Marlin, quien dijo que observó en la cámara de seguridad cuando Marlon arrastraba un saco amarillo que al parecer tenía algo “muy grueso”, y lo montó en un carro Toyota gris en el cual había ido previamente con Emely Peguero.

Tras ser interrogado por los abogados querellantes y los fiscales, dijo que Marlon le dijo que si su madre preguntaba por él le dijera que no lo había visto.

Mientras Núñez Santos, quien es el albañil del edificio, dijo que ese día estaba en el edificio y que Marlyn estaba procurando al conserje, pero que como éste no estaba le dejó el mensaje con él diciéndole que la Policía pasó por allá y se llevó el disco duro de la cámara de seguridad.

Desde las últimas cuatro audiencias Marlin y Marlon no se dirigen la palabra y en todo momento se mantienen con la cabeza cabizbaja y conversando con sus abogados.

Cuando los policías de la cárcel de Rafey Mujeres conducen a Marlin al tribunal, la colocan en los bancos de atrás del tribunal, mientras que a Marlon lo ubican en los delantero, manteniéndolos separados, lo que evita que intercambien palabras.