Maduro destituye al jefe de la policía política tras la muerte de un opositor en comisaría

13

El Gobierno de Venezuela ha hecho oficial este martes la destitución de Gustavo González López como jefe del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin). La expulsión sucede después de la controvertida muerte del concejal Fernando Albán mientras estaba en la sede de la policía política, y tras haberse denunciado torturas contra  varios opositores.

Su cese se hizo público con discreción. Tras varios días de rumores, ha sido en la Gaceta Oficial donde se ha podido confirmar la salida de González López. Su sustituto será el general de división Manuel Ricardo Cristopher Figuera que, en años anteriores, había estado junto al expresidente Hugo Chávez, como subdirector de la Dirección General de Inteligencia Militar y presidente del Centro Estratégico de Seguridad y Protección de la Patria.

González López, aliado del número dos del chavismo Diosdado Cabello, estuvo en la dirección del Sebin desde 2014. Su gestión ha sido criticada por organizaciones de derechos humanos que denuncian torturas y abusos dentro de la policía política. Su sucesor también es cuestionado por estas mismas prácticas. “El nuevo director del Sebin, el general Manuel Ricardo Cristopher Figuera, hasta hace poco era el número dos del DGCIM es responsable de todos los abusos y torturas dentro de ese cuerpo de inteligencia militar”, dijo el partido Primero Justicia.

Los opositores han interpretado el despido del militar como una confirmación de que Albán ha sufrido torturas hasta ser “asesinado” por agentes policiales. El pasado 8 de octubre, el ministro de Relaciones Interiores, Justicia y Paz, Néstor Reverol, y el fiscal general Tarek William Saab aseguraron que el concejal se había suicidado. La versión oficial dice que se lazó desde el décimo piso del Sebin en Caracas, unas horas antes de su comparecencia ante los tribunales