El G20 se une contra el cambio climático pese al rechazo de Estados Unidos

15

Estados Unidos encabezó la marcha del mundo hacia la integración. Impulsó las instituciones multilaterales. Hasta cierto punto, creó la realidad en que vivimos hoy. Eso se acabó. Donald Trump ha conseguido convertir la primera potencia mundial en un país aislado frente a todos los demás.

Eso se refleja en la declaración final de la reunión del Grupo de los 20 (G20) en Buenos Aires: todos, salvo Trump, afirman que el acuerdo de París contra el cambio climático es “irreversible”. El presidente de Estados Unidos aceptó firmar el texto, con la condición de que especificara que su país “reitera la decisión de retirarse del acuerdo de París”. “El sistema multilateral está en crisis”, admitió el presidente de Francia, Emmanuel Macron.

 

El año pasado, en Hamburgo, el G20 apenas fue capaz de emitir un comunicado final vago y exento de nuevas ideas o proyectos de importancia. Al menos se llenaron diez folios. Este fin de semana, en Buenos Aires, la reunión ha generado un texto de cuatro folios que impresiona por su vacuidad. En ese sentido, puede hablarse de fracaso.