Maduro denuncia que los ataques al sistema eléctrico venezolano se realizaron desde EE.UU., Chile y Colombia

18

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, denunció este sábado que los ataques al Sistema Eléctrico Nacional (SEN) venezolano se realizaron desde la ciudad de Houston en EE.UU., Chile y Colombia.

En declaraciones ante miles de venezolanos que se concentraron frente al Palacio de Miraflores, sede del gobierno central, mencionó que se trataron de ataques cibernéticos y electromagnéticos e “introdujeron virus en el SEN”, que provocaron varios apagones desde el pasado 7 de marzo y que dejó sin electricidad e interrumpió los servicios de internet y telefonía en casi todo el territorio del país suramericano.

Maduro dijo que “trataron de burlarse de la denuncia del ataque al Sistema Eléctrico Nacional”, cuando dijo que era una agresión electromagnética. Pero recordó, que pocos días después, el presidente de EE.UU., Donald Trump, firmó una orden ejecutiva para proteger la tecnología e infraestructura estadounidense de ataques de pulso electromagnético.

Además de esos ataques cibernéticos y electromagnéticos, el Gobierno venezolano denunció que hubo agresiones físicas, como el incendio provocado, el pasado 25 de marzo, en el patio de generadores del Guri, la presa hidroeléctrica que suple el 70 % de la electricidad en todo el país.

“Estamos en una verdadera emergencia eléctrica, en una emergencia nacional”, agregó Maduro; sin embargo, dijo: “Vamos a buen paso y en estos 30 días vamos a consolidar la estabilidad de un nuevo sistema eléctrico para el pueblo”.

“Debemos avanzar en tres líneas: liberar de virus todo el sistema computarizado, proteger los sistemas de transmisión y reconstruir los equipos que explotaron”, señaló el mandatario.

Oposición debilitada

El mandatario mencionó en la concentración que la derecha venezolana “cada vez se ha debilitado más, producto de sus errores en la política”.

“Cada vez están aislándose más en el territorio”, dijo y señaló que los mismos seguidores opositores han pedido a sus dirigentes que “basta ya de terrorismo eléctrico, de terrorismo político”.