Mañana se cumplen 25 años del Pacto por la Democracia

16

Las nuevas generaciones no lo conocen. Poco se ha hablado de él en los últimos años, pero el Pacto por la Democracia supuso en el año 1994 un camino para superar las debilidades de un proceso electoral que fue difícil y acalorado.

Mañana se cumplen 25 años de la firma de este convenio entre el presidente de la República de aquel entonces, Joaquín Balaguer, dirigente del Partido Reformista Social Cristiano (PRSC), y el líder del Partido Revolucionario Dominicano (PRD) y quien fue candidato presidencial en las elecciones de 1994, José Francisco Peña Gómez.

El Pacto por la Democracia fue el acuerdo al que arribaron Balaguer y Peña Gómez luego de que este último denunciara un fraude electoral. Balaguer fue quien propuso su firma tras las constantes denuncias de Peña Gómez. La promesa del presidente reformista era reducir su mandato a dos años para luego entregar el Gobierno al líder del PRD, quien rechazó la propuesta.

Ante la posición de Peña Gómez, el acuerdo al que se llegó establecía lo siguiente, de acuerdo con documentos bibliográficos consultados por Listín Diario: Balaguer reduciría su período presidencial a dos años, se celebrarían nuevas elecciones en 1996, se separaban de las elecciones presidenciales las municipales y las congresuales, se prohibía la reelección en dos períodos consecutivos (mediante una reforma constitucional) y se establecía la segunda vuelta si ningún candidato obtenía más del 50% de los votos.

Pero, ¿por qué surgió?
En la contienda electoral del 16 de mayo de 1994 también se disputaban la presidencia de República Dominicana otras fuerzas políticas con incidencia, entre ellas el Partido de la Liberación Dominicana (PLD) con Juan Bosch a la cabeza y el Partido Revolucionario Independiente (PRI) con Jacobo Majluta.

A tempranas horas de la mañana, el día de las elecciones, no se observaron problemas mayores en las filas de votantes, salvo manifestaciones de impaciencia en situaciones de atraso por parte de la mesa electoral, según el informe de Observaciones Electorales en República Dominicana (1994-1996) de la Organización de los Estados Americanos (OEA).

En algunas zonas del país todo estaba tranquilo, pero en otras localidades algunas personas se presentaban en la mesa de votación con su cédula y no aparecían en el padrón oficial, sino en las copias de los padrones que los partidos habían entregado con anticipación a la Junta Central Electoral (JCE). Ahí inició el caos.

El documento de la OEA estima que a nivel nacional el 74.7% de los votos que se emitieron durante unas horas de prórroga eran favorables al PRD. Sin embargo, Joaquín Balaguer, del PRSC, fue declarado como ganador por la JCE con una ventaja de 22,281 votos con respecto a Peña Gómez. El PRD creía que Balaguer había alterado los resultados.

El trato permitió una reforma judicial
El Pacto por la Democracia fue el arma para la independencia del Poder Judicial de República Dominicana, pues en él también se incluyó su reforma.

Así, se aprobó que los jueces del máximo tribunal de justicia sean escogidos por el Consejo Nacional de la Magistratura. Esto se ha aplicado desde 1996.

El convenio entre dos de los grandes líderes políticos de República Dominicana, Joaquín Balaguer y José Francisco Peña Gómez, significó una trasformación para la escogencia de los jueces de la Suprema Corte de Justicia. El 16 de septiembre del 1996 fue su primera sesión.

Elecciones de 1996
El 16 de mayo se disputaban la presidencia de la República los candidatos Leonel Fernández, por el PLD; José Francisco Peña Gómez, por el PRD, y Jacinto Peynado por el PRSC.

Los resultados de esa fecha daban a Peña Gómez el 45.9%, a Fernández el 38.9% y a Peynado el 15%. Como los dos candidatos que obtuvieron más votos no superaban el 50%, se realizó una segunda vuelta el 30 de junio de ese mismo año.

El PLD y el PRSC realizaron un Frente Patriótico y los resultados fueron muy diferentes a la primera vuelta: Fernández obtuvo el 51.3% de los votos y Peña Gómez el 48.7%.

En esta contienda electoral la participación electoral fue del 78.6% en la primera vuelta y del 76.8% en la segunda.